CÓMO PONER PRECIOS A MIS PRODUCTOS O SERVICIOS

Decides que eres un buen profesional, buen en su trabajo. Te lanzas, decides emprender y ofertas tus servicios. Y antes de eso, surgen muchas preguntas, entre otras cuánto cobrar. Miles de dudas, y miles de respuestas.

Hay muchas formas de pago, y aquí en the STONE & the SOUP proponemos las colaboraciones e intercambios como una de ellas. Un intercambio o una colaboración no implican gratuidad, simplemente son formas de pago alternativas a la monetaria. Pero para la gran multitud, entre los que me incluyo, lo habitual, lo que nos da de comer, es el dinero…Maldecido por unos pero apreciado por todos.

Existen muchos artículos y estudios que inciden en la mejor forma de hacer un escandallo, el porcentaje a aplicar….Todos insisten en no olvidar que las horas invertidas en la realización tampoco son gratis (sólo hay que pensar que, si en lugar de hacerlo nosotros, tuviésemos que contratar a alguien, casi seguro que no sería de manera gratuita…) Pero todos esos artículos se quedan en la superficie, en lo obvio. Así que Asefem va más a allá y nos lleva a plantearnos una serie de preguntas previas.

¿SER O NO SER?…¿AUTÓNOMO O EMPRESARIO? ESA ES LA (PRIMERA) CUESTIÓN

¿Has tenido LA IDEA y quieres emprender? Ahora que te has decidido, ¿QUÉ? Asefem te contesta.

ME HE DECIDIDO, VOY A POR ELLO Y AHORA QUÉ…

No sólo de las redes sociales vive el hombre…cuando quieres comenzar un proyecto profesional, hay muchas dudas que te surgen. Y demasiada información en internet. Google, por mucho que nos saque del apuro en ocasiones (muchas) no es tu asesor empresarial más fiable. Para esto, para asesorarnos y decirnos qué alternativas se nos presentan, tenemos la suerte de contar con ASEFEM.

¿Estoy preparado? Esa es la primera pregunta que debemos hacernos. Si la respuesta es SI, entonces te interesan estos pequeños consejos a tener en cuenta. No vamos a hablar en este post del plan de negocio, del plan financiero y de las posibilidades de éxito, sino de cuatro preguntas fundamentales que debemos resolver una vez decididos a emprender y que van a servirnos de base para todo lo demás: